Alergias Alimentarias en bebés, después del diagnóstico

February 26, 2017

Para las madres con hijos Alérgicos a la Proteína de la Leche (APLV), no solo hemos pasado por el largo proceso de prueba y error en identificar su situación; también nos hemos dado cuenta que nuestra misma genética o los hábitos que han llegado con la industrialización y todo lo que conlleva las nuevas formas de vida, temas sociales y procesamiento de alimentos para el consumo, de una u otra manera están contribuyendo para el desarrollo de alergias y enfermedades poco conocidas en el pasado. Hoy les seguimos compartiendo nuestra experiencia.

 

Adriana - … La primera vez que me sentí culpable en este proceso fue porque hace un par de años dejé de tomar leche líquida, la razón me causaba frecuentes molestias intestinales, consideraba que el tomar leche descremada, deslactosada y demás productos no constituían un aporte nutricional importante - ¡entonces para qué tomarla! - mejor lácteos en otra presentación y el agua o los jugos como líquidos; por lo anterior y al enterarme de la alergia de mi hijo, llegué a pensar, que el no haberla consumido, era la razón por la cual le había ocasionado tal daño. Sin embargo, cual fue mi sorpresa que al contrario de los que muchos piensan, el haber continuado con una dieta total restringida en  lácteos me hubiese permitido seguir lactando y quizás haber evitado toda esta situación. - Recuerdo que La primera vez que mi hijo hizo deposición con sangre fue un día después que yo consumiera un pollo con salsa de champiñones a base de leche entera.

 

Otra de las culpas fue cuando uno de los especialistas me indicó que lo había heredado de mí, ya que padezco una condición de rinitis alérgica, la cual indica que genéticamente está predispuesto para desencadenar la alergia que en este caso fue a la leche; lo otro que se cree está relacionado, es que venimos de una generación que recientemente es consumidora de productos muy procesados como la leche, antes la leche iba del cántaro a la cocina de nuestras casa, las harinas refinadas, los azúcares refinados, las carnes fría y embutidos, cereales muy procesados, entre otros, lo que se cree ha ocasionado que se disparen las reacciones adversas como las alergias en los seres humanos.

 

La culpa que más me dolió fue al momento de tener el diagnóstico claro de ser APLV, la condición para seguirlo lactando era hacer una dieta estricta con cero lácteos, lo cual me resultó casi imposible en especial porque en nuestro país a casi todo le añaden algún subproducto de la leche y las etiquetas no lo mencionan, o no indican las posibles trazas de leche que puedan tener, lo que hace muy difícil identificar los alimentos "aptos".

 

Pero qué hacer entonces?, uno de los aprendizajes es que si debemos revisar qué tendencias tenemos según nuestras familias, ya que eso los puede hacer más vulnerables a alergias y a ciertas enfermedades y de ésta manera estar más preparados para actuar.

 

De otro lado el hablar con el núcleo familiar al respecto para que te apoyen, será muy importante, y te podrías sorprender porque también podrían incluirse dentro de la dieta que se requiere, estar atentos de información ó de alimentos aptos y en lo posible todos participen del cuidado, así podría ser una oportunidad como familia para unirse y planear actividades en las que todos puedan estar incluidos ya que en muchos casos las actividades implican merienda, almuerzos o comidas.

 

Todo esto me ha llevado a reflexionar sobre la alimentación que llevamos, a mirarla de una manera diferente, leyendo etiquetas y consultando ingredientes veo que no todo lo que nos llevamos a la boca nos alimenta, y cuando tienes una personita que tiene restringido alimentos si que piensas que cualquier bocado que toma lo mejor sería que realmente le alimente, como dice el pediatra Carlos González que bueno es que desde pequeños aprendan buenas costumbre alimentarias ya tendrán toda la vida para luego comer lo que quieran, hoy en día pienso que el volver a lo natural, daría futuras generaciones más sanas.

 

Luz  – … Cuando llevaba a mi hija a las continuas visitas al médico, con la ilusión de que realmente fuera una virosis, algo pasajero de algunos días o quizás horas, no me preocupaba que pudiera ser algo peor, las madres siempre guardamos la esperanza que nuestros hijos serán sanos y fuertes, que nuestros cuidados y el amor que les brindamos será el escudo que ello realmente necesitan para crecer saludablemente. Me sentía confiada - ¿Porque mi hija tendría algo diferente? Sin embargo al pasar los días mi instinto de madre y mi tranquilidad me decían que algo no andaba bien.

En la primera visita al gastroenterólogo pediatra, una de las preguntas a su interrogatorio era porque no la había lactado; de hecho me indico esa era una de las razones por las cuales los niños podrían volverse alérgicos. La fórmula a base de leche animal, se elabora con leche de vaca, al tener todas las proteínas que ella contiene y siendo de animal es probable que se desencadena una alergia a algunos de sus compuestos, manifestándose en síntomas que ya hemos hablado en el anterior blog.  Es de destacar que el hombre es el único ser vivo en el planeta que consume leche de otro “animal” o ser vivo.  

 

Realmente me sentía mal por mi hija, ya había sido madre para ese entonces y la había lactado hasta el año de edad siendo su principal alimento; con mi segunda hija deseaba que la experiencia hubiera sido igual; pero no fue mi elección, de hecho cómo explicar porque mi cuerpo no producía la leche suficiente, ¿Qué estaba haciendo mal?; para confesar tenía a mi madre encima, me daba leche con hierbas, jugos, sopas, agua; fui a talleres de lactancia, me hacían masajes, hasta empecé a darme órdenes “vas a producir leche, vas amamantar a tu hija por mucho tiempo; hoy mi leche será abundante y nutritiva” - ¡pero que podía hacer más! - Aun con tantas cosas el resultado fue el peor;  de acuerdo al profesional esta situación quizás fue la que desencadenó la alergia, y digo quizás porque hoy por hoy esto aún no se ha comprobado…

 

Que las madres seamos alérgicas, o que no hayamos podido lactar a nuestros hijos no significa que en un futuro embarazo nuestros bebés vayan a ser alérgicos, sin embargo si existe una probabilidad, como en cualquier situación cotidiana… Lo único que hasta ahora y como madres hemos identificado es que al cambiar el ciclo normal como es el dar leche de fórmula y que esta sea de animal, el cuerpo del pequeño opte por dos caminos, se adapte o reaccione al alimento. Lo único cierto es que es una patología que va en aumento, más visible en otros continentes que en América Latina; por lo pronto deseamos que nuestras experiencias sean de ayuda para que los profesionales, sigan investigando y buscando las razones y conductas que minimicen las problemática.

 

Te invitamos a participar, recuerda al compartir tus experiencias, a otras madres les será  más fácil será ayudar a los pequeños…

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Donde encuentro a proteína de la elche de vaca ? Parte 2 APLV haciendo la dieta correcta

August 23, 2019

1/2
Please reload

Entradas recientes

November 29, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Pure Juice. Proudly created with Wix.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon