Alergia a la proteína de la leche de vaca APLV, Síntomas.

Alergia a la proteína de la leche de vaca APLV, síntomas en nuestros bebés.

 

Hola, hoy vamos a compartir cómo fue el proceso en la identificación de la alergia; en nuestro caso por la proteína de la leche de vaca APLV - caseína y como cada niño es particular te presentamos dos situaciones completamente diferentes, cada historia cuenta el momento del diagnóstico de la alergia alimentaria. Este espacio tiene la intención de acompañar a las madres quienes siempre están buscando los mejores cuidados para nuestros niños. Te invitamos a que nos cuente tu propia experiencia.  

 

Bebé Alimentado con leche materna.

 

Cuando nació nuestro segundo hijo todo parecía normal, se alimentaba con leche materna; habían cosas que en su momento no llamaron la atención y hasta parecían graciosas, él bebe empezó a presentar deposiciones explosivas y líquidas, esto pasaba antes, durante y después de las tomas. En las horas de la tarde su irritabilidad y llanto  superaba nuestro  límites, y en cada  toma se agarraba del seno una y otra vez , así hasta quedarse dormido y para sumarle a esta situación, se presentó una dermatitis atópica severa que en un inicio se trató con cremas suaves, cambiamos el jabón, luego  se trató con cremas con corticoides, sin ver mejoría en el tiempo.

 

Ya tendría cuatro meses y en un cambio de pañal note un poco de sangre; de inmediato nos dirigimos a urgencias dejándonos en observación un tiempo. El diagnóstico inicial, era un fisura en el ano que debía sanar en unos 8 días, estuvimos en control con el pediatra, la sangre en la popó iba y venía; confiábamos que sería pasajero y que todo mejoraría, pero la cantidad de sangre aumentó considerablemente y lo peor era que no lo relacionamos con la fisura, ya que no se veía.

 

De nuevo en urgencias, la pediatra leyó los antecedentes de la anterior cita y nos dijo -"estoy de acuerdo con la anotación que dejó el doctor en la pasada urgencia; si el bebé volvía con los síntomas era posible que tuviese alergia a la proteína de la leche"- anotación que no conocimos sino hasta ese momento entonces, fue cuando empezaron a hacerse pruebas de ensayo y error, con leche hidrolizada por 24 horas si mejoraba era la confirmación; ya que las pruebas en sangre a un bebé no son determinantes para definir la alergia a la proteína de la leche de vaca (caseína).

 

Para ese momento estaba muy confundida. La sugerencia del pediatra, que me pareció en su momento exagerada, era acudir a un gastroenterólogo pediatra, que pudiera dar un mejor dictamen. Fue así como llegamos al especialista, en aquella cita nos nombró los síntomas asociados a la alergia, cuál fue mi sorpresa, mi bebe prácticamente los tenía todos,

  • Dermatitis atópica que no mejora con el tratamiento

  • Pañalitis

  • Deposición con sangre

  • Deposición  muy líquida

  • Popó explosivo

  • Mal aliento que se produce por reflujo oculto.

  • Madre que baja de peso muy rápidamente en el post parto.

  • Irritabilidad

  • Madre con rinitis alérgica

  • Primos con alergias y asma

 

"Su bebé está de libro" fue la expresión del especialista. Para ese momento solo tenía preguntas - ¿Entonces por qué el diagnóstico fue demorado?, ya habría pasado un mes y la sangre iba en aumento, ¿Era necesario llegar al gastroenterólogo para dictaminarlo? ¿Y los pediatras anteriores? ¿Seguiríamos con el ensayo y error para verificar si le podría seguir dando pecho? ¿Esto sería para toda la vida? Más y más preguntas se me cruzaban por la cabeza. En ese momento, lo bueno era que ya teníamos un diagnóstico más claro para mejorar la situación de mi bebé.

 

Bebé Alimentado con fórmula no hidrolizada.

 

Desde un inicio tuve problemas de lactancia, por mas que hacia todas las recomendaciones, no bajaba la suficiente leche para satisfacer a mi bebé, luego del seguimiento por parte del pediatra, la conclusión fue empezar a complementar la alimentación con fórmula y recuperar el peso que no había ganado en los primeros quince días de nacida. Poco a poco y en menos de un mes la fórmula era su alimento principal, realmente me frustre un poco ya que con mi primera hija la historia había sido completamente diferente.

 

A los tres meses la bebé estaba irritable, su abdomen era globoso, las deposiciones empezaron a ser líquidas, frecuentes, explosivas y con abundante moco; cada vez que le dábamos su biberón lloraba, su dolor era insoportable y solo se calmaba con la deposición que era inmediata a la toma. Consultamos al médico indicando que era una virosis y la trato con los medicamentos asociados a una diarrea común por casi 30 días; pero no mejoraba, los síntomas persistieron y las deposiciones se volvieron más frecuentes; logre contar hasta 13 en 24 horas, para completar su dolor se desencadenó una pañalitis severa.

 

Las visitas al médico eran cada tres día; sentía que nadie entendía esta situación, no habían respuestas claras, por lo que me vi en la obligación de llevar registros fotográficos, con horarios, aspecto y cantidad de las deposiciones, para poder explicar lo que pasaba en casa. Al final las preguntas eran del estilo. ¡Si sabe que no le puede dar alimentación complementaria aún¡ - ¿Qué le dio? - ¿Ha suministrado los medicamentos? - ¿Lava los utensilios del bebe? - ¿Se lava las manos? me sentía frustrada solo quería saber que tenía mi bebe.               

 

 

Luego del mes y sin un diagnóstico, identificamos abundante sangre fresca por todo su pañal y ropa; salí corriendo al servicio de urgencias, donde me enviaron al Gastroenterólogo Pediatra, él pidió hacer exámenes que antes no se había solicitado, estas fueron: sangre oculta en heces y coproscopico; también formuló una leche hidrolizada la sospecha - intolerancia a la proteína de la leche de vaca. Las 24 horas siguientes fue ver la luz al final del túnel, sus deposiciones se redujeron hasta llegar a una frecuencia y aspecto normal, su semblante era otro.

 

Mi bebé tuvo que pasar por tanto dolor, aun esta la pregunta de porque ella es tan sensible a dicha proteína; jamás en la vida había escuchado algo similar o algún caso en la familia. Actualmente tenemos nuevos retos pero ella es una bebe APLV saludable y feliz.    

 

 

Tú bebé alérgico a los alimentos?

 

Sabemos que cada día son nuevas madres las que se enteran de esta condición, este tipo de alergias alimentarias van en aumento; nuestro propósito es crear a partir de nuestras experiencias una red de mujeres que se sientan escuchadas y con herramientas para sacar a nuestros niños APLV y otras alergias alimentarias de su situación y que la vida sea más simple, por eso es importante que compartamos experiencias e inquietudes, pensamos que así lograremos mejor calidad de vida para nuestras familias, quienes necesitan madres listas para afrontar estas situaciones y retos.

 

Esta es nuestra historia, ahora cuentanos la tuya…

 

Saludos.

 

Adriana y Helena

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Donde encuentro a proteína de la elche de vaca ? Parte 2 APLV haciendo la dieta correcta

August 23, 2019

1/2
Please reload

Entradas recientes

November 29, 2018

Please reload

Archivo